¿Podemos conocer toda la realidad?

Los seres humanos percibimos constantemente, asumiendo que es la realidad lo que estamos percibiendo. No es hasta que llegamos a situaciones distintas y extrañas que empezamos a dudar si lo que percibimos es realmente la realidad. Como sucede ante una imagen de ilusión óptica, que al mirar en un punto concreto ves que algo se mueve pero al mirar en otra parte te das cuenta de que es estático. ¿Es realmente fiable nuestra percepción? 

La percepción se debe principalmente al cerebro, que es quien organiza e interpreta los datos provenientes de los sentidos. Si se daña físicamente alguna parte del cerebro, nuestra percepción puede quedar trastornada. Por ejemplo, las personas que sufren de negligencia hemisférica solo ven la mitad de las cosas. Ellos comen solo la mitad izquierda del plato porque para ellos no existe una mitad derecha, sin embargo estamos seguros de que lo que perciben no es la realidad porque es distinta a la de los demás, pero ¿el hecho de que la mayoría percibamos algo de una manera quiere decir que es la verdadera realidad?
La mayoría de los conflictos de la sociedad derivan de desacuerdos por percibir un hecho o una situación de manera distinta. La realidad es distinta para cada persona y estas diferencias se producen por varias razones. Por una parte, según el constructivismo los datos sensoriales se organizan según la propia experiencia y conocimientos de cada uno, relacionados a su vez con hechos culturales y sociales. Como es el caso de la cruz gamada, que una persona de oriente consideraría como símbolo de buena suerte mientras que un europeo lo relacionaría con el símbolo Nazi. Por otro lado nuestros sentidos captan una información limitada por los umbrales. Necesitamos una determinada cantidad de estímulo para poder traducirlo en sensación y estos límites no son los mismos, dependen entre otros, de la edad de la persona y de sus propias cualidades. Hay personas con hiperosmia que distinguen olores que para otros son imperceptibles.

Se puede llegar a la conclusión de que la realidad es subjetiva, condicionada por la percepción de cada uno y no siempre podemos conocerla toda porque está limitada por los umbrales, hay muchas cosas que nos perdemos como los rayos ultravioletas y las ondas electromagnéticas. Y al haber tantos puntos de vista distintos, tampoco podemos sabes si lo que percibimos es la verdadera realidad, si es que hay una.

Comentarios